jueves, 16 de agosto de 2018

AGUA

En el segundo semestre del año 2017 se presentó una crisis de desabastecimiento de agua en Ciudad del Cabo, África del Sur, que obligó a las autoridades establecer el día cero cuando al llegar al límite mínimo de las reservas, se cerrarían las válvulas. Afortunadamente la medida extrema se abortó, porque con campañas de concientización, límites de consumo de litros de agua/ persona/día (50) y establecimiento de multas a los infractores, la población contribuyó a evitar el desastre. 
Con 3 millones de habitantes, entre las medidas adoptadas por la gente de Ciudad del Cabo estuvieron: reciclaje de baños y lavadoras y descargas espaciadas de los inodoros para mantenerse en la cuota de los 50 litros mencionados.
Tegucigalpa cuenta con 2 fuentes de represas y abastecimiento y una sólo de abastecimiento de agua: Represa La Concepción (35 millones de metros cúbicos de capacidad, 45% de la oferta); Represa Los Laurales (10 millones de metros cúbicos de capacidad, 30%) y El Picacho, La Tigra que suple el 20% del abastecimiento. El consumo de agua per cápita/día se estima en 172 litros. 
Han transcurrido casi 30 años desde que se inauguró la Represa La Concepción (1989). La Represa Guacerique II, ha quedado en planes; y el transvase de agua de la Represa de Nacaome, se menciona sólo cuando la crisis de desabastecimiento de agua aprieta en los veranos. El Distrito Central contaba en el año 2000 con 800,000 habitantes y en el año 2017, 1,200,000 personas. Con una oferta dada de abastecimiento de agua; sin planes garantizados de construir represas; y el incremento inusitado de viviendas y edificios, públicos y privados,  es fácil anticipar que el escenario de la Ciudad del Cabo de cero abastecimientos puede abatir a Tegucigalpa, más temprano que tarde.
Mientras se encuentra una solución, sí existe, la variable a manejar para que en los veranos el agua ajuste en Tegucigalpa es controlar la demanda, mediante un uso más racional del líquido en las casas, los negocios y los centros de alta concentración poblacional.  Los baños, lavadoras y jardines son fuente de alto consumo de agua. En establecimientos con gran número de personas, los baños de pared pueden contribuir; también los servicios sanitarios ecológicos; el reciclado de agua para bañarse con uso derivado; la calendarización del lavado de prendas de vestir; las regaderas de mano para los jardines, y otra serie de medidas con alto o bajo impacto. Todo suma.

No es preciso esperar llegar a una crisis extrema de desabastecimiento de agua para practicar medidas dirigidas a reducir su consumo.  Los simulacros se realizan para enfrentar con mayor éxito los siniestros que se convertirán en realidad.

jueves, 9 de agosto de 2018

ABSOLUTO O RELATIVO

Cuando de divulgar estadísticas se trata, la persona de relaciones públicas de cualquier institución puede optar por mencionar estratégicamente la información que mejor convenga en términos de resaltar el éxito que la entidad está obteniendo.
En Honduras, el valor promedio del dólar de Estados Unidos observó un precio promedio mensual de L.15.01 en el año 2000. Para el mes de julio de 2018, el precio promedio de los 7 meses se situó en L.23.90.
Al analizar la tabla de variaciones absolutas y relativas del dólar entre los años 2000 y 2018, se encuentra que, en 2002, el precio mensual promedio del dólar se apreció con respecto al lempira, L.0.96 equivalente a 6.13%. Sin embargo, en el año 2015 el comportamiento absoluto fue similar, L.097, pero su valor relativo fue de 4.59%.  Usted puede continuar el ejercicio de comparación con otros años en donde a valores absolutos similares corresponden valores relativos diferentes. ¿Cuál valor cree usted escogerán las autoridades en estos casos?  
Cuando se trata del número de homicidios en un país, la medición se hace dividiendo el número de muertes violentas de un período dado/población total*100000 habitantes. La tasa puede variar hacia abajo sí la tasa de crecimiento de la población es alta; o puede aumentar sí la tasa de migración es alta también. En ambos casos, la autoridad hace muy poco para la definición de los resultados.
Y sí se desea hacer lucubraciones en el ámbito personal, usted tiene un aumento de 50%, sí su salario pasa de L.20,000 a L.30,000. Y sí la situación es al revés, su reducción es de 33%.

HONDURAS: CAMBIOS PRECIO PROMEDIO MENSUAL LA VENTA DEL DÓLAR

AÑOS
Absoluto
Relativo
2001
0.64
4.26%
2002
0.96
6.13%
2003
0.93
5.60%
2004
0.77
4.39%
2005
0.58
3.15%
2006/2011
0
0%
2012
0.59
3.10%
2013
0.86
4.38%
2014
0.59
2.88%
2015
0.97
4.59%
2016
0.89
4.03%
2017
0.66
2.87%
*2018
0.25
1.1%
TOTAL
8.89
46.46%
*Julio 2018
Fuente: Banco Central de Honduras


sábado, 4 de agosto de 2018

AER

El teléfono fijo timbró. En el otro extremo de la línea una voz femenina de la Oficina AER (Atiende, Entiende y Resuelve) indicaba con voz segura que el contribuyente X estaba en mora en el pago de sus impuestos municipales desde el año 2008 por una propiedad con número de catastro Y, localizado en un sitio de la ciudad denominado El Zancudo. Cuando se le preguntó dónde quedaba el mencionado sitio, la interlocutora no supo responder.
La apresurada gestora de cobros de la AER se manejaba ambivalente entre una actitud informativa señalando que únicamente quedaban 2 días para acogerse a la amnistía tributaria y cierta posición amenazante al anticipar que, de no hacerse los correspondientes arreglos de pago, el nombre del contribuyente sería incluido en la lista de la temida central de riesgos.
El contribuyente con la paciencia que las circunstancias aconsejaban demostró con datos y argumentos que sus obligaciones con la alcaldía estaban al día; que no era propietario de predio alguno en el lugar denominado El Zancudo; y que la infortunada gestión de cobro debía responder a un error. No existió argumento válido para la cobradora y su resolución fue atender la gestión de pago.
Se recurrió a otra instancia dentro de la alcaldía para tratar el caso. Allí se entendió el error, pero el contribuyente no pudo eludir el tener que presentarse personalmente a las oficinas de la alcaldía para llenar un formulario de “reclamo” de no ser el propietario del predio con clave catastral Y, que, sin ser de su propiedad, la autoridad municipal lo estaba requiriendo erróneamente para el pago de impuestos.
Cuando tuvo oportunidad, pues las actividades de las personas no se circunscriben a andar enmendando errores que cometen otros -en este caso entes recaudadores de impuestos- el contribuyente se presentó a las oficinas de la alcaldía. Recorrió varias de ellas en cada uno de los 3 pisos que las alojan; perdió 3 horas de su tiempo; y ahora está pendiente del resultado de su “reclamo” mientras la alcaldía, encuentra al verdadero propietario que por 8 años consecutivos ha burlado su obligación de pagar los impuestos municipales.
Quienes alimentan con datos a las oficinas gestoras de cobro deben percatarse de proveer información fidedigna para no perder su tiempo haciendo gestiones impertinentes con las personas equivocadas, amenazándolas y haciéndolas perder tiempo y dinero.

Atender, Entender y Resolver debe ir mucho más allá de un eslogan de mercadeo.  

domingo, 29 de julio de 2018

CONTRATOS

En general se identifican 4 tipos de contratos: contrato de trabajo, de compraventa, de alquiler y de servicios. Desde luego existen variantes de esa clasificación general que se desdoblan en otra variedad de contratos sobre áreas específicas de la actividad humana.
Una de las condiciones más relevantes de los contratos es lo atinente a los derechos y a las obligaciones. Otro asunto importante de interés es lo relacionado a la duración de los contratos.
En términos de duración, la mayoría de los contratos de compraventa se limitan al tiempo que usted tarda en firmarlo, salvo aquellos casos donde haya condiciones de garantía y mantenimiento envueltos.
Cuando el vendedor del bien o servicio se encuentra en una posición dominante, el comprador se encuentra en una situación desventajosa. Pero la desventaja es mayor ante la ausencia total de contrato.
Cuando usted compra un servicio de larga duración sin contrato, con frecuencia periódica de pago, está sujeto a que el proveedor le agregue cargos que usted inicialmente no aceptó, ni contemplaba que aparecerían en una factura.
Puede ser que los cargos que usted considera impropios sean de baja cuantía y que usted haga un análisis costo-beneficio comparando el costo del cargo con el de transporte y tiempo para dirigirse a una oficina de reclamos. El asunto es que, si usted no reclama por lo pequeño, los encargados de su cuenta le irán sumando cargos, hasta que el asunto se torne en una bola de nieve.
Las facturas de cobro deben revisarse minuciosamente. No es inusual que porcentajes de descuento iniciales sean modificados sin aviso y sí usted no se percata se expone a desaprovechar la oportunidad de mejores descuentos con otros proveedores.
En el ámbito de contratos mercantiles-laborales vinculados a consultorías es preciso tener conocimiento previo de con quién está tratando. Desde luego que todavía existen personas y empresas que son totalmente correctas en cuanto al respeto de compromisos se refiere. Pero cada vez son menos. Entonces, sí se dedica a la consultoría tenga en cuenta el alcance del trabajo que desarrollará, los honorarios que devengará por sus servicios, y las demás condiciones inherentes a la duración del trabajo y los productos que estará obligado a entregar. Todo especificado en un contrato, para no experimentar desagradables sorpresas.



lunes, 23 de julio de 2018

MARINA

Nuestra guía conforme a lo programado llegó puntual a la cita en el lobby del hotel en Moscú. La menuda rusa de facciones atractivas y pelo color rojizo, impresiona a primera vista. La atracción visual se agranda una vez que ubicados en el interior del vehículo nos explica en inglés americano los puntos turísticos a los cuales tiene pensado llevarnos. Acordado el recorrido, le da instrucciones a Sergei, el conductor.
Pasamos frente al Teatro Bolshoi y nos explica lo difícil que resulta conseguir entradas para la temporada de presentaciones. El tour de tres horas y media incluyó: el Monumento Militar; el Convento de Novodevichi, el Antiguo edificio de la KGB, el Puente de Crimea sobre el Río Moscú, el Parque de la Victoria y la Catedral de Cristo Salvador. De cerca y de lejos; caminando o dentro del automóvil asignado, Marina no descansa en combinar los aspectos geográficos de los monumentos que nos muestra pues también nos cuenta piezas de historia relativos a cada uno de ellos, a Moscú y a Rusia.
Incluyó en sus relatos, el permanente asedio de Rusia por conquistadores extranjeros procedentes de varias latitudes y la pérdida de sus abuelos durante la invasión alemana de la Segunda Guerra Mundial, reminiscencia de un dolor que no se olvida después de 80 años.
Los repetidos incendios provocados o autoprovocados que destruían las ciudades rusas respondían -nos cuenta Marina- al tipo de material que se utilizaba en las construcciones: madera. Una vez que Rusia se sintió más segura, se iniciaron construcciones con materiales más permanentes.  
En medio de anécdotas vinculadas por ejemplo al convento de Novodevichi, supimos que las aspirantes a monja de tal convento no tenían que sujetarse como precondición al celibato como se acostumbra en otras religiones por lo que a su vez constituía un lugar de reclusión de esposas en desgracia de altos jerarcas, en un país en donde el divorcio era prohibido.  
El punto de mayor identificación con Marina surgió cuando decidió hablar de sus preferencias como lectora de autores rusos, norteamericanos y latinoamericanos. La coincidencia de autores y obras preferidas resultó impresionante y catapultó el entusiasmo de la conversación.
A partir de la plática sobre autores y sus obras, el tiempo transcurrió más rápido y pronto nos encontramos frente al hotel donde nos alojábamos.
Nos despedimos en la entrada, con la sensación de que algo se desprendía junto con el adiós. Fue una experiencia similar y distinta a la vez del tema de la canción Natalie de Gilbert Bécaud. 

MARINA

Nuestra guía conforme a lo programado llegó puntual a la cita en el lobby del hotel en Moscú. La menuda rusa de facciones atractivas y pelo color rojizo, impresiona a primera vista. La atracción visual se agranda una vez que ubicados en el interior del vehículo nos explica en inglés americano los puntos turísticos a los cuales tiene pensado llevarnos. Acordado el recorrido, le da instrucciones a Sergei, el conductor.
Pasamos frente al Teatro Bolshoi y nos explica lo difícil que resulta conseguir entradas para la temporada de presentaciones. El tour de tres horas y media incluyó: el Monumento Militar; el Convento de Novodevichi, el Antiguo edificio de la KGB, el Puente de Crimea sobre el Río Moscú, el Parque de la Victoria y la Catedral de Cristo Salvador. De cerca y de lejos; caminando o dentro del automóvil asignado, Marina no descansa en combinar los aspectos geográficos de los monumentos que nos muestra pues también nos cuenta piezas de historia relativos a cada uno de ellos, a Moscú y a Rusia.
Incluyó en sus relatos, el permanente asedio de Rusia por conquistadores extranjeros procedentes de varias latitudes y la pérdida de sus abuelos durante la invasión alemana de la Segunda Guerra Mundial, reminiscencia de un dolor que no se olvida después de 80 años.
Los repetidos incendios provocados o autoprovocados que destruían las ciudades rusas respondían -nos cuenta Marina- al tipo de material que se utilizaba en las construcciones: madera. Una vez que Rusia se sintió más segura, se iniciaron construcciones con materiales más permanentes.  
En medio de anécdotas vinculadas por ejemplo al convento de Novodevichi, supimos que las aspirantes a monja de tal convento no tenían que sujetarse como precondición al celibato como se acostumbra en otras religiones por lo que a su vez constituía un lugar de reclusión de esposas en desgracia de altos jerarcas, en un país en donde el divorcio era prohibido.  
El punto de mayor identificación con Marina surgió cuando decidió hablar de sus preferencias como lectora de autores rusos, norteamericanos y latinoamericanos. La coincidencia de autores y obras preferidas resultó impresionante y catapultó el entusiasmo de la conversación.
A partir de la plática sobre autores y sus obras, el tiempo transcurrió más rápido y pronto nos encontramos frente al hotel donde nos alojábamos.
Nos despedimos en la entrada, con la sensación de que algo se desprendía junto con el adiós. Fue una experiencia similar y distinta a la vez del tema de la canción Nathalie de Gilbert Bécaud, 1964.


viernes, 20 de julio de 2018

METRO

Independientemente de las justificaciones para los paros de transporte que ocurren de vez en cuando en las principales ciudades de Honduras, surge la necesidad de considerar la construcción de metros en Tegucigalpa y San Pedro para hacer más rápida, digna y segura la transportación de volúmenes masivos de pasajeros.
La sombra lamentable de los más grandes fiascos de corrupción en la historia de la nación desde el ferrocarril interoceánico hasta el Trans-450 parece perseguir a los habitantes de ambas ciudades que deben sufrir las adversidades de un sistema de transporte público urbano caótico, asqueroso, incómodo e inseguro; vulnerable a la toma de unas cuantas arterias de las ciudades para tornarlo inútil.
Todas las ciudades con transporte de metro inician con una línea y van agregando más conforme a la demanda y las posibilidades de financiamiento. En el istmo centroamericano, Panamá ha tomado la vanguardia con su metro de la Ciudad de Panamá, inaugurado en 2014 y que transporta diariamente a 200,000 pasajeros.
En el reciente campeonato mundial de fútbol en Rusia, los asistentes a los estadios gozaron, en los días de los partidos, del uso gratuito de los metros, especialmente el de Moscú.  Iniciado en 1935, cuenta con 365 km y tiene la tercera mayor longitud después de los metros de Londres y Nueva York, en su orden. Dispone de 14 líneas, 212 estaciones y moviliza diez millones de pasajeros diarios.  Los metros en Rusia contribuyeron a absorber sin ningún contratiempo las demandas incrementadas de transporte en las ciudades sede.
Sí en lugar de un TRANS-450, se hubiera -siguiendo el ejemplo de Ciudad Panamá- construido un metro en Tegucigalpa, los capitalinos estarían trasladándose a mayor velocidad de un punto a otro de la metrópoli, evitando los tranques que suceden principalmente al inicio y al final del día; se ahorraría el consumo de combustible; seguramente los pasajes serían más baratos; los pasajeros se expondrían a menor inseguridad; y se evitaría el efecto negativo de las tomas de calles que impactan severamente sobre la actividad económica de todos.