jueves, 27 de junio de 2019

ENTRENADOR


El reciente traspiés que sufrió la Selección Nacional de Fútbol de Honduras obliga a efectuar algunas consideraciones sobre los factores que determinan que un equipo participe con éxito en las contiendas internacionales que le corresponden.
El desempeño de un equipo de fútbol depende fundamentalmente de las decisiones atinadas de las autoridades deportivas; la capacidad financiera y física del país en cuanto a las instalaciones en donde se realizan los entrenamientos; la capacidad, experiencia y habilidad del entrenador; la capacidad, experiencia y habilidad de los jugadores; y la aplicación de la justicia de los árbitros en el terreno de juego.
En esta oportunidad, se considerará únicamente lo concerniente al papel de los entrenadores. Un entrenador de fútbol desempeña una profesión compleja. Debe tener formación teórica y práctica sobre esta disciplina deportiva. Además, debe conocer perfectamente toda la normativa que regula este deporte en el nivel nacional e internacional.
Adicionalmente, el entrenador de fútbol debe contar con rasgos de líder, mentor, orador, sicólogo y tener conocimientos de medicina deportiva.  Tiene que contribuir a corregir comportamientos de jugadores que provienen de esquemas familiares diversos.
Finalmente, un entrenador de fútbol debe ser un experto en relaciones públicas. Debe mantener buenas relaciones con los dirigentes que lo contratan; con la prensa deportiva; y con los millones de aficionados convertidos en “entrenadores de facto” y que esperan y exigen que la selección gane siempre. Como que los juegos de fútbol funcionaran como monólogos.
Se necesita dotarse de determinación y pasión para ser entrenador de fútbol. Comparada con otras profesiones, la evaluación pública y el margen de error que les es permitido a los entrenadores de fútbol es exageradamente reducido.
Con connotaciones planetarias, el fútbol puede ir acompañado de algunas alegrías y de muchas desilusiones. Sin ser los que están en primera línea de beneficiados en cuanto a los ingresos que genera este deporte, los entrenadores de fútbol son después de los árbitros, los profesionales más vilipendiados en el mundo de la magia de las competencias futbolísticas.


viernes, 14 de junio de 2019

CASOS LEGALES


En algunas áreas del derecho, los abogados recurren al apoyo de profesionales de otras disciplinas para fortalecer sus argumentos y garantizarse que tienen un “caso” para ganar frente a las cortes. Sin embargo, la determinación de la factibilidad de éxito de una demanda legal recae fundamentalmente en los conocimientos, el criterio, manejo de los hechos y la diligencia de los profesionales del derecho.
Por ejemplo, la elaboración de un dictamen pericial tiene relevancia como elemento de prueba y medición de la pretensión de un demandante que considera conculcados sus derechos. Nada más. La decisión de solicitar un dictamen pericial es responsabilidad y prerrogativa del cliente y su abogado, por un lado, o del juez, cuando sea el caso.  Cuando un perito es buscado para formular un dictamen, este profesional asume que ya se han realizado las respectivas valoraciones e investigaciones jurídicas que sustentan la validez del caso.
No puede pretenderse en ninguna circunstancia, que el perito conozca todos los detalles legales que hacen viable un caso en primera instancia. Se recalca, esa es tarea del abogado. El perito está obligado a conocer los estamentos legales fundamentales en los que basará su medición, así como, las metodologías y los criterios técnicos que sustenten sus cálculos y conclusiones.
El perito puede contribuir en la estrategia de la demanda, pero estrictamente desde ángulo de su especialidad. Puesto que, en un caso, hay dos partes: el demandante y el demandado, la construcción de escenarios de cómo puede responder la otra parte a los argumentos de la primera, puede ser objeto de un análisis detenido y conjunto entre el abogado y el perito. Hasta ahí nomás.
Quizás, aquí vale la pena plantear una analogía. Cuando usted va donde el médico por una dolencia, su doctor le recomienda una serie de exámenes para validar el diagnóstico clínico. Los laboratoristas y los radiólogos, por ejemplo, presentan los resultados al médico, absteniéndose de sesgar los elementos de criterio del facultativo para establecer los siguientes pasos para contrarrestar la enfermedad del paciente.
En cualquier caso, los peritos como intervinientes en una demanda legal plantean sus criterios y conclusiones circunscritos al ámbito de su conocimiento, experiencia y formación profesional. Su rol, sólo forma parte de un esquema global dentro del planteo de una demanda. En caso de no atenerse a esta premisa, el perito puede exponerse a que le apliquen el adagio: “zapatero a tus zapatos”.

domingo, 2 de junio de 2019

PERDIDOS


Hace unos 40 años, 5 centroamericanos coincidieron en Taiwán para recibir un curso sobre desarrollo agrícola en la ciudad de Taoyuan a 42 kilómetros de Taipéi.  Al segundo día de su arribo, uno de los integrantes sugirió visitar Taipéi. Tomaron un bus que consumió 45 minutos en el trayecto. Todo iba bien.  Conocieron Taipéi a pie, hasta que la tarde cayó y las sombras de la noche, cubrieron con su oscuro manto, la ciudad.
Los intrépidos exploradores buscaron el retorno en el lugar donde se habían bajado del bus. Infortunadamente, no era allí la estación de regreso. El grupo, buscó puntos de referencia y los rótulos luminosos en mandarín sólo aumentaron su confusión y su angustia. Empezaron a preguntar a transeúntes chinos que no hablaban ni una palabra de inglés. Después de varios intentos, abordaron a un peatón que hablaba inglés, era ingeniero electricista e incluso había viajado a México. El amable ingeniero, le devolvió la vida al grupo.
El ángel providencial taiwanés casi tomó de la mano a los aventureros visitantes; los llevó a la estación de buses hacia Taoyuan; le dio instrucciones al conductor; y finalmente, pagó el pasaje de los 5 atrevidos.
Una vez en Taoyuan, el grupo no tenía idea donde bajarse del bus lo mas cerca del instituto. A la mano de Dios, descendieron donde supusieron estaban cerca de su destino; pararon un taxi y le mostraron al conductor un folleto con la dirección del instituto en inglés y mandarín. El taxista entendió y llevó a puerto seguro a los aventados visitantes.
Cuando hay oportunidad de visitar y conocer otros lugares, una pizca de aventurero puede hacer el viaje una experiencia excitante. Pero es preferible tomar algunas precauciones sobre hasta donde debe llegar el arrojo de los visitantes, particularmente cuando la lengua local es totalmente diferente al idioma que manejan los turistas.
Para el caso de quienes hablan una lengua romance, la lectura de rótulos en idiomas similares puede facilitarse. Pero, a medida que, los idiomas van tomando otros alfabetos y símbolos, la situación de la comunicación se complica y puede acarrear consecuencias inesperadas.
El sólo hecho de salir del país nativo, ya es un reto en sí. Pero los viajeros no deben esperar que encontrarán por el mundo a un buen samaritano, como el ingeniero taiwanés de esta historia, que los sacará del embrollo de haberse perdido en un bosque de la China.


viernes, 10 de mayo de 2019

SOMBRA


La perra pastor alemán, llegó procedente de Danlí un poco como castigo a su inusitada tendencia a vagar. Además, llegaba a ejercer una función que hace 30 años, era quizá la principal tarea de los caninos en las casas: la seguridad. Infundir temor, dar alertas con sus ladridos y eventualmente proteger la vida y los bienes de su amo. Eran tiempos en los que los cacos todavía no eran tan sofisticados, ni contaban con armas e instrumentos como para invadir una residencia. Y un ejemplar de 60 centímetros de alto y 70 libras de peso, podía infundir respeto.
Su comportamiento amigable convirtió a Sombra en la fiel mascota de los tres niños y adolescentes que habitaban la casa. Era notorio cuando los entonces estudiantes llegaban de la escuela o el colegio y la pesada cola de la perra giraba como un ventilador. Era impresionante el entendimiento recíproco que había surgido entre ellos. Los jóvenes la recompensaban con caricias y otras muestras de cariño.
Para mantenerse en forma, Sombra recorría constante y rápidamente el corredor de la casa de unos 70 metros de perímetro. Tenía que quemar las calorías de su alimento favorito: costilla. Las bondadosas porciones que comía fueron objeto de una pregunta del carnicero a su amo: “Para que quiere tanta carne” y la respuesta: “Para mantener satisfecha a Sombra”. Luego el carnicero comentó: “Ah, eso es lo que compran algunos clientes para su consumo”.
Durante el tiempo que Sombra habitó la casa no se produjo intento de invasión alguno por parte de delincuentes. Cualquier desconocido que pasaba cerca de la verja, era recibido con los sonoros ladridos del can. Una evaluación de su desempeño tendría un 10 de calificación.
En una oportunidad, se desató en los alrededores, una plaga de roedores. Los ratones empezaron a convertirse en un dolor de cabeza dañando ropa y otros bienes. La decisión fue llamar a la fumigadora que como parte del esquema de exterminio colocó veneno para ratones en lugares estratégicos lejos del alcance de Sombra. Por esos días, se ocurrió la construcción de un mueble en el cuarto de planchado. El carpintero hizo movimientos que provocaron el desplazamiento del veneno hacia el territorio de la perra. Y el poder de atracción del tóxico, sedujo la curiosidad del animal. Su efecto fue inmediato. Daba saltos enormes de desesperación.
Moribunda, se llevó al veterinario sólo para que confirmara que no podía hacerse nada para salvar la vida del can. Sombra, falleció.
Cuando los estudiantes llegaron de la escuela, preguntaron por Sombra -que no había salido a recibirlos- y supieron la infausta noticia. De inmediato aquello se trasformó.  El duelo, la desolación y la tristeza se apoderó del ambiente. Un silencio fúnebre se esparció por toda la casa. Las lágrimas de los chicos no pudieron contenerse. Y el drama se repitió los días siguientes.
Han transcurrido más de 20 años desde la desaparición física de Sombra. Y en los temas de conversación de sus fieles amigos, no reaparece su querida mascota. Existe entre ellos un código de borrar la nostalgia y el dolor por el inmenso cariño que Sombra llegó a despertar en ellos.

sábado, 4 de mayo de 2019

AJETREO


Es una condición real o inventada. El asunto es que el personaje se maneja desesperado por cumplir la actividad que está haciendo de manera apurada y de forma simultánea, está pensando en la próxima o en las próximas tareas que se ha impuesto realizar durante el día.
El ajetreo no está en función de las acciones importantes o no que debe efectuar el individuo. El ajetreo está vinculado a un innecesario sentido de urgencia en la gama de actividades biológicas, laborales, de estudio o cualquier otra tarea que se haya comprometido a  sí mismo.
Mantiene un riguroso programa de actividades diarias que ejecuta, religiosa y sistemáticamente.  Se despierta y se levanta casi a la misma hora todos los días. Sin despertador. Arregla la cama, o mejor dicho ordena las sábanas, el edredón y las almohadas.
Se dirige a la cocina.  Ingiere el medicamento que debe tomar en ayunas. Se dirige al baño, se rasura, toma la ducha, se viste y sale a buscar los diarios que reparten matutinamente.
Con avidez, se entera del contenido de los periódicos mientras espera el desayuno. Luego de desayunar se lava los dientes. Se dirige a la oficina ubicada convenientemente en su domicilio. Enciende la computadora. Se desespera cuando el ordenador tarda en cargar. Se contraría cuando las actualizaciones del equipo postergan el acceso a sus sitios favoritos.
Destina al menos una hora en revisar correos e información de redes sociales. Baja y guarda aquella información que considera le puede resultar útil en un futuro impreciso. De esa manera ha llenado de carpetas y archivos su computador, con datos que quizá nunca utilizará.
Cuando debe efectuar gestiones bancarias, de salud o cualquier otra diligencia, se enfrenta a la encrucijada del tránsito. ¿Hacia la izquierda o hacia la derecha? La ruta es un dilema cada vez que se ubica frente al timón en una ciudad donde una colisión de L.500.00 provoca embotellamientos de kilómetros, por la curiosidad inusitada de la mayoría de los conductores. Una conducta extraña.
Al arribar a su destino, el asunto que prosigue es conseguir el estacionamiento apropiado, es decir, el más cercano a la puerta del establecimiento. Una vez en el lugar de la diligencia, la cuestión es el turno que le corresponde y la angustia anticipada del tiempo que tendrá que esperar, cuando un innecesario sentido de urgencia se apodera de sus pensamientos. (CONTINUARÁ).

martes, 30 de abril de 2019

VERDADES OPTATIVAS


Cuando se trata de descalificar argumentos, quienes se traban en una discusión utilizan similitudes para desautorizar los puntos de quien parece adversario o sencillamente con quien no se coincide.
En otros contextos, se denominan “hechos alternativos” a lo que constituyen hechos concretos con el fin de disminuir el nivel de la veracidad de lo que no conviene o que afecta al aludido.
En Honduras, existe la costumbre entre individuos de vosearse como un elemento de camaradería o confianza, pero entre extraños, denota la intención de disminuir al interlocutor o un instrumento de diferenciación política, social, económica, generacional o lo que tenga en la cabeza el que vosea.
El trato entre personas que no son amigos, compañeros o conocidos suele ubicarse, como principio elemental de respeto, en el ámbito de “usted”. Sí esa regla no se cumple, el que vosea se expone a recibir igual tratamiento o peor.
Es tal la naturaleza de diferenciación que introduce el trato entre personas, que para algunos que se toman muy en serio, el voseo es considerado como un trato de “igualado”. Y de nuevo, la reacción del ofendido puede ser impredecible.
Es notorio que cuando la persona que vosea se encuentra con alguien que no permite un trato desigual, ante el tratamiento igualitario que recibe de regreso, cambia inmediatamente el dial de su cerebro y prefiere volver al usted que debió haber utilizado desde un principio para evitar el trato recíproco.
Cada vez es más frecuente la comunicación entre individuos hacia lo que pareciera un irrespeto. O sencillamente, la sociedad hondureña ha sufrido en los últimos años una transformación fundamental en la comunicación coloquial, en donde una buena cantidad de estereotipos se han derrumbado y el principio generalizado de trato recíproco, se impone más cada día al margen de cualquier asomo de diferenciación.
Para quienes insisten en mantener esquemas de comunicación personal que eran considerados naturales en el pasado, es preferible que tomen en cuenta las nuevas realidades, en donde el respeto que usted demuestre será compensado con el que desea recibir.


viernes, 26 de abril de 2019

ACUERDOS DE DUELO


La desaparición física de un familiar causa a los parientes y amigos del fallecido un dolor inconmensurable.  La muestra de solidaridad en los momentos de duelo constituye un bálsamo para quienes demuestran empatía hacia quienes la manifiestan.
La solidaridad de quienes comparten el dolor de manera genuina puede manifestarse en forma personal o colectiva, y desplazarse en un rango desde modesta a dispendiosa.
La cuestión del costo de la solidaridad con fondos ajenos es un aspecto que debe estar sujeto a controles. Al respecto, vale diferenciar la intensidad de apoyo cuando se trata de la utilización de fondos públicos, privados u ONG para el fin aludido.
Los costos de los campos pagados por televisión, radio y periódicos escritos han observado aumentos sustanciales en los últimos años. Consecuentemente, a mayor tamaño y espacio de la muestra de solidaridad por el fallecimiento de una persona, mayor costo significa.  
Es frecuente observar acuerdos de duelo, incluyendo el caso de personas alejadas del grado de consanguinidad, afinidad o geográfico con respecto a los beneficiarios del gesto de solidaridad.
Cuando el origen de los fondos para el gasto en las manifestaciones públicas de solidaridad es privado, entonces es un asunto privativo de quienes deciden sobre esos recursos. Pero, cuando el origen de los fondos tiene que ver con recursos públicos, lo dispendioso puede considerarse como un abuso de poder. Un abuso que se encuentra incluso en ONG, el sector intermedio entre lo público y lo privado.
Las muestras de solidaridad hacia los parientes y amigos de un fallecido constituyen parte de una sociedad que todavía no ha perdido del todo el respeto y consideración al valor de la vida humana. Pero, existen formas y mecanismos mucho más modestos y menos onerosos, para demostrarle a los dolientes compañía en momentos de infortunio.
En un congreso nacional que todos los días nos sorprende con novedosas iniciativas de ley, la regulación de acuerdos de duelo por parte del sector público y ONG (gremios, colegios profesionales, etc.) podría ser un tema para considerar regularlos.