miércoles, 16 de enero de 2019

PRECIOS ADMINISTRADOS

Los precios determinados de manera discrecional y que responden a negociaciones entre el gobierno y productores o proveedores de servicios caen dentro del concepto de los denominados precios administrados.
Cuando la fijación del precio de un bien o servicio responde a fórmulas acordadas entre las autoridades y para el caso, los concesionarios de un bien o servicio de propiedad pública, lo que se busca es obtener un precio constante (real) o un monto meta que garantice cualquier evento inesperado y casualmente contribuya a encubrir ineficiencias que, infortunadamente deben absorber los consumidores finales.
Los principios del libre mercado y la noción de la ley de oferta y demanda desaparecen cuando los beneficiarios de una concesión se escudan en la santidad de una fórmula secreta que sólo unos cuantos conocen, cuando los afectados deberían ser los primeros en enterarse, para hacer sus planificaciones anuales o simplemente con el objeto de saber a qué atenerse.
Conforme a cifras del Banco Central de Honduras, entre el período 2009 a 2018 el incremento promedio del índice de Precios al Consumidor, con base 100=1999, fue de 51%.  Eso significa para las empresas que no están dentro de la lista de privilegiadas que funcionan con precios administrados, así como para quienes reciben ingresos fijos en la forma de salarios, alquileres o rentas, que la circunstancia se reduce a una constante disminución de sus entradas y, en consecuencia, la reducción de su poder adquisitivo.
Los precios administrados que conocemos en Honduras tienen una tendencia única: el alza. Y, sí dentro de la conformación del precio del producto o servicio con tal característica, existen elementos tributarios como el impuesto sobre ventas, es posible imaginar la conveniencia entre concedente y concesionarios en la existencia de mecanismos que aseguren ingresos crecientes, independientemente de la capacidad de pago de los consumidores.

Esquemas de precios administrados de productos y servicios serían más convenientes en aquellas actividades económicas cercanas a la libre competencia, en lugar de reservarlos para negocios que, con la bendición del gobierno, quien les otorga beneficios generosos por períodos de hasta 30 años, ya están ubicados en actividades con características altamente monopólicas.

sábado, 12 de enero de 2019

ALCOHOL

Tomado del Sitio de internet de IADHFA.
Es una droga depresora, que afecta a todos los órganos del cuerpo del bebedor. Su consumo progresivo puede generar enfermedades sicológicas y de afectación social. El alcohol es un sedante con efectos parecidos a los de los barbitúricos. Además, de los efectos sociales de su consumo, la intoxicación alcohólica puede causar envenenamiento o incluso la muerte; el consumo intenso y prolongado origina en ocasiones dependencia o un gran número de trastornos mentales, físicos y orgánicos. (OMS, Glosario de Términos Alcohol y Drogas).
¿Qué es la adicción?
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. Se caracteriza por un conjunto de signos y síntomas, en los que se involucran factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales.
Para poder hablar de dependencia física y psicológica las personas presentan tres o más de los siguientes criterios en un período de 12 meses: Fuerte deseo o necesidad de consumir la sustancia (adicción). Dificultad para controlar dicho consumo. Síndrome de abstinencia al interrumpir o reducir el consumo. Tolerancia. Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo de la sustancia. (Inversión cada vez más de tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia). Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales. Niveles de adicción: Experimentación: es el caso donde la persona, guiada por la curiosidad, se ánima a probar una droga, pudiendo posteriormente continuar el consumo o interrumpir su uso: el compromiso con la droga es bajo. Se consume los fines de semana y en oportunidades casuales. No existe deterioro laboral, social o familiar. No presenta episodios de intoxicación. El consumidor sólo busca un cambio de sensaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo y el consumo frecuente, las sustancias pueden generar dependencia física o psíquica progresivamente y es fácil caer en el abuso. Abuso: el uso se hace regular durante casi todas las semanas y hay episodios de intoxicación. Ejemplo: en alcohol una intoxicación es cuando ya se presenta una resaca, lagunas mentales. La droga va dirigiendo progresivamente la vida, se presenta deterioro académico, laboral, social y familiar. El estado de ánimo es cambiante (una vida normal y una vida adictiva y desconocida la mayor parte de veces por la familia). Adicción: relación de amigos y familiar se rompe, dificultades académicas y laborales. La búsqueda de la droga se realiza de forma compulsiva. Es difícil la abstinencia. Hay compromiso orgánico. Hay conductas de riesgo como: promiscuidad sexual, uso de drogas intravenosas o combinación de varias drogas, el estado de ánimo depende de la etapa consumidor/abstinencia, accidentes automovilísticos. 


sábado, 5 de enero de 2019

TPM

Según el Banco de la República de Colombia: “El principal mecanismo de intervención de política monetaria usado por el Banco de la República para afectar la cantidad de dinero que circula en la economía consiste en modificar la tasa de interés mínima que cobra a las entidades financieras por los préstamos que les hace, o la tasa de interés máxima que paga por recibirles dinero sobrante. Estas operaciones, también conocidas como OMA (operaciones de mercado abierto) se hacen a plazos muy cortos (a 1, 7 y 14 días). Los préstamos se otorgan en sesiones denominadas “subastas de expansión” y los recursos sobrantes se reciben en sesiones denominadas “subastas de contracción”, aunque estas últimas generalmente ocurren con mucha menor frecuencia. Se denomina tasa de intervención de política monetaria del Banco de la República a la tasa mínima de las subastas de expansión monetaria a un día. Las decisiones de modificación de esta tasa de intervención tienen usualmente vigencia a partir del día hábil siguiente a la sesión de la Junta Directiva.
Para el Banco Central de Honduras (BCH), la Tasa de Política Monetaria (TPM) será la tasa máxima permitida para las posturas de compra y la tasa mínima para las posturas de venta, en las subastas de Letras del Banco Central de Honduras dirigidas a las instituciones del sistema financiero nacional. (Resolución No.474-11/2013 del Directorio del BCH, del 7 de noviembre de 2013).
La TPM de 5.50 % en diciembre de 2018 para el caso hondureño era idéntica a la tasa de los valores gubernamentales a 39/40 días. Durante el período 2005-2018, la TPM más baja fue de 3.50% en junio de 2009 cuando la tasa pasiva promedio para tal año fue de 7.04%; mientras la TPM promedio más alta se ubicó en julio de 2008 con 8.29 %.  
Estudios realizados por el BCH indican que las tasas de interés de corto y largo plazo están influenciadas fundamentalmente por: la inflación, la oferta monetaria (M1), la rentabilidad sobre los activos y la proporción de cartera morosa.

Observando la tabla abajo, no se encuentra un patrón de causalidad directa entre las 3 tasas, lo cual es consistente con las conclusiones de los estudios vinculados a los factores que afectan las tasas de interés pasiva y activa. Lo relevante es la cercanía de la TPM con la tasa pasiva.


viernes, 28 de diciembre de 2018

BALA PERDIDA

La fiesta familiar de fin de año transcurría animada, alegre y pródiga en bocadillos y bebidas para el disfrute de los reunidos en la celebración.  
Unos minutos antes de las doce de la noche, un grupo de invitados ubicados en el porche de la casa, se sorprendieron ante la caída de un objeto. Cuando indagaron de qué se trataba, encontraron en una baldosa del piso, una pequeña perforación y un poco más allá, una bala aplastada de una pistola nueve milímetros.
A pesar de filtrarse entre el grupo, ninguna de las 10 personas alrededor del impacto del disparo sufrió daño alguno. Afortunadamente todo resultó un susto y los invitados invirtieron unos minutos para comentar lo que pudo haber ocurrido sí la bala, que traía una trayectoria parabólica, hubiera impactado en el cuerpo de uno de los presentes.  En este caso, el irresponsable acto de un gatillo alegre que disparó la bala perdida, no se convirtió en un homicidio.
Las balas perdidas y sus disparadores gatillo alegre, no tienen nada de divertido y en reiteradas ocasiones convierten en tragedia su incontrolable instinto homicida, puesto que, quien aprieta el gatillo disparando al aire, sabe que la bala retornará a tierra, con la misma velocidad con que salió del cañón del arma.
Los gatillos alegres no solo proliferan en las fiestas de navidad y año nuevo. Cualquier celebración despierta su conducta homicida, desenfundando el arma, alzando el brazo y empezando a disparar esperando que el destino final de la bala no sea el cuerpo de un inocente despreocupado que no espera acortar su vida a costa de un insensato desalmado, que juega con la muerte.
Es en las fiestas de fin de año cuando las personas prudentes buscan los rincones más seguros de los lugares en donde se encuentren, evitando tropezarse con las balas asesinas de quienes confunden el permiso de portar un arma con la licencia para enviar a un cristiano al otro mundo, sin pagar por el crimen.
El precio de la municiones y alto costo de las multas impuestas a los gatillos alegres no detendrá su desenfrenada afición. Quizá, sí los adictos al gatillo tienen algún grado de conciencia, la posibilidad de ser culpables de una muerte por causa de su acción sin sentido los haga reflexionar y busquen otra forma menos peligrosa de dar rienda suelta a su instinto homicida sin provocar bajas. Evitando el daño que pueden infligirse a ellos mismos.


domingo, 23 de diciembre de 2018

GUERRA FRIA

Lo más frío de las guerras es la temperatura de las armas cuando no están vomitando fuego y las bajas fatales que causan su impacto.
Entre el final de la Segunda Guerra Mundial y 1947, se sitúa el inicio de la denominada “Guerra Fría” entre el bloque “democrático” de países que lideraba Estados Unidos por un lado y por otro, el bloque comunista en donde la Unión Soviética y China se disputaban el liderazgo.   
La confrontación de ambos bloques que había hecho estragos en casi todo el mundo, en América Latina, con grupos guerrilleros de larga duración como los de Guatemala y Colombia, para finales de la década de1970, empezó a calentarse simultáneamente en El Salvador y Nicaragua.
Los Sandinistas en Nicaragua sacaron del poder a la Familia Somoza en 1979; la guerrilla en El Salvador controlaba parte del territorio de ese país; y en Guatemala continuaban las acciones de la guerrilla. Millones de guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, huyeron de sus países y buena parte de ellos se dirigieron a los Estados Unidos. En Centroamérica, los únicos que escapaban a las penurias de los conflictos armados, eran los hondureños y los costarricenses. Costa Rica había iniciado su fortalecimiento político, económico y social desde el año de 1948.
En medio de la vorágine de la guerra centroamericana, Honduras, bajo la conducción de Roberto Suazo Córdova retornaba a la vida democrática después de 18 años de control político por parte de los militares. Varios asuntos relevan la gestión de Suazo Córdova:
1)      La transición del poder político de lo militar a lo civil no fue fácil. La astucia de Suazo Córdova logró permeabilizar las ambiciones castrenses de poder.
2)      El manejo de los asomos de insurrección interna, que, según confesión pública del presidente del Partido Comunista de Honduras, “no disparaban confites”, fue menos violenta de lo que pudo haber sido.
3)      Las negociaciones que se mantuvieron con Estados Unidos evitaron un involucramiento de hondureños en los conflictos armados de los países vecinos. De hecho, Honduras fue el precursor de la denominada “ofensiva de paz”en Centroamérica.
4)      El sostenimiento de la economía hondureña, que tuvo como principal objetivo el diferir el impacto de decisiones de política económica que habrían provocado mayor malestar general en la población en un momento inoportuno.
5)      El reducido efecto de la corrupción, que permitió culminar con el Proyecto Hidroeléctrico de El Cajón, así como numerosas obras de infraestructura física y social.
 En cierta ocasión, fuentes de inteligencia alertaron al Doctor Suazo sobre un atentado contra su vida y le recomendaron usar un chaleco antibalas. Lo descartó porque según él, le “estorbaba”.
El Dr. Suazo ha dejado la vida terrenal después de haberse retirado prudentemente de la política y sin hacer ostentación alguna de activos para él o para su descendencia. ¡Que Descanse en Paz!




viernes, 14 de diciembre de 2018

HONDURAS: AGENDA COMPLEMENTARIA DEL CAFTA

Extracto Resumen Ejecutivo
Daniel Meza Palma
Junio 2005
Tomado de Las Agendas Complementarias del CAFTA-DR en Centroamérica, LATN, diciembre de 2007.

Nota: Honduras en 2005 tenía un déficit comercial con EUA de 1,029 millones; en 2010, de 1,604 millones; en 2015 1,927 millones; y en 2017 2,325 millones. Plazos de desgravación hacia los productos estadounidenses están próximos a reducirse a cero (entrada libre).

La agenda complementaria, está vinculada a la importancia de las relaciones económicas bilaterales prevalecientes entre Honduras y Estados Unidos de Norteamérica, en niveles de comercio, inversión y tecnología, básicamente. Sin embargo, constituye una oportunidad para formular una agenda de país, mas allá de CAFTA-RD, que tome en cuenta otros tratados de comercio y en concreto, una visión de desarrollo del país para el largo plazo.
Las implicaciones del CAFTA-RD, pueden segregarse en un esquema deductivo, desde lo que tiene que hacer Honduras, partiendo del nivel macro, multisectorial, sectorial, por rama de actividad y finalmente a nivel de rubro negociado. Sin embargo, este no es el formato que contiene la agenda hondureña.
El comercio de bienes es en donde se focaliza la Agenda. Sin embargo, todos los temas del Tratado tienen repercusiones institucionales, legales, económicas y sociales para Honduras. La gran cantidad de temas negociados, obliga a Honduras, concentrarse en las acciones requeridas para las actividades cuyos plazos son más perentorios. Sin embargo, no se debe descuidar los esquemas de seguimiento y evaluación de impacto del tratado, así como aquellos compromisos, que aparentemente se refieren al largo plazo, pero que es preciso ir considerando con suficiente anticipación.
Entre otras consideraciones, la agenda debe responder a condiciones fundamentales: lo prioritario y lo perentorio; las oportunidades y los desafíos; los costos y los beneficios. Adicionalmente, debe separarse lo bilateral, de lo multilateral.
Cuatro aspectos pueden considerarse dentro de la agenda complementaria del CAFTA:  i) los atinentes a la aplicación del tratado mismo es decir los rubros desplazados y el costo de compensar a los perdedores; 2) El costo estatal de cumplir con los compromisos asumidos en diversos campos de implementación;  3) Los costos de cumplir con aquellas medidas que aumenten y sostengan nuestra competitividad; y 4) El costo privado de los productores/exportadores de cumplir con los requisitos establecidos por el CAFTA-RD.
La agenda debe responder a la reestructuración orgánica del gobierno para el desempeño de funciones en materia de comercio exterior; los trabajos de preparación efectuados para la negociación y divulgación del CAFTA-RD; la gestión y roles desempeñados por las instituciones involucradas en la administración e implementación de tratados; y finalmente, las políticas sectoriales adoptadas para la transición hacia el libre comercio.
Se considera de urgente continuar con el proceso de cambios institucionales y de normas y procedimientos en aquellas entidades vinculadas con los temas que se mencionan a continuación, para lo cual es necesario contar con el apoyo decidido de los cooperantes en las áreas siguientes: 
i) la modernización del aparato productivo; ii) fortalecimiento de capacidades en materia de negociación y administración de tratados; iii) desarrollo y fortalecimiento de capacidades para el manejo de instrumentos comerciales tales como salvaguardias, contingentes arancelarios, reglas de origen, normas técnicas, estándares internacionales y certificación de productos iv) vigilancia y cumplimiento de normas fitozoosanitarias y la inocuidad de alimentos; v) servicios de metrología; vi) simplificación de procedimientos administrativos; vii) aspectos laborales; viii) políticas de competencia y derechos de protección a los consumidores;  ix) la micro, pequeña y mediana empresa; x) aumento de la competitividad; xi) adecuación de marcos institucionales y legales; xii)  mejoramiento de los servicios de generación y transferencia de tecnología; xiii) ampliación y mejoramiento de la infraestructura básica y productiva; xiv) gestión ambiental y la reducción de la vulnerabilidad y del riesgo; xv) vigilancia y cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual; xvi) mejoramiento del clima de inversiones, especialmente en las áreas de seguridad jurídica y personal; xvii) solución de controversias; y xviii) sistemas de información comercial y E-commerce.
Un diagnóstico realizado recientemente, sobre el entorno legal y comercial de Honduras, muestra que el país ha aprobado nuevas leyes mercantiles para acercarse a los estándares internacionales. Sin embargo, todavía hay que realizar más reformas y otorgar prioridad a los procesos de implementación de las disposiciones contenidas en las mismas. 
Honduras enfrentará carencias humanas en la administración de tratados y se requiere un gran esfuerzo de capacitación en el personal de las instituciones que estarán involucrados. Adicionalmente, los recursos financieros para la implementación de la Agenda son escasos y deberán ser complementados con cooperación internacional.
Asimismo, debe tenerse en cuenta que los actores fundamentales del TLC son los productores. A ellos deberán dirigirse la mayor parte de los esfuerzos de capacitación, actualización, protección y seguimiento de los resultados del CAFTA. Los proyectos deberán estar centrados en incrementar la competitividad y la inteligencia de mercados.
Finalmente, la agenda, debe contar con: i) un calendario de cumplimiento de compromisos; ii) establecer la entidad nacional responsable según el caso; iii) identificar las fuentes de financiamiento que facilitarán la implementación; y iv) dimensionar los costos totales de la aplicación de la agenda.


sábado, 8 de diciembre de 2018

ARMAS

Sus múltiplos usos hace de las armas instrumentos para proteger la vida o para provocar la muerte. Desde la seguridad de las personas, los bienes, el establecimiento del orden, hasta la defensa de la patria, las armas circulan en medio de la población.
Con 1,300,000 armas legales e ilegales, el detalle clave es que no todo mundo tiene afición por la portación de armas y en un país como Honduras, con una seguridad frágil, la proporción entre personas que circulan desarmados e individuos armados es aproximadamente de 90 a 10.
Esa proporción de 90/10 establece un enorme desequilibrio entre quienes, observando una amenaza real o ficticia a su seguridad o la de sus bienes, reaccionan sin el menor nivel de prudencia, disparando sus armas a indefensos, en algunos casos con fatales consecuencias.
Ante el generalizado clima de violencia en el país, la población permanece enervada y es posible que, ante algunas situaciones de aparente peligro, los armados reaccionen jalando el gatillo contra la humanidad de supuestos perpetradores.
Entre las personas que circulan armadas existen diversos niveles de preparación en cuanto a la portación y uso de las armas. Se espera que alguien que cuenta con formación militar, policial o de seguridad privada evalúe primero la proporción de la amenaza y el nivel de peligro ante situaciones diversas, incluyendo las confusas.
Es posible que ante el modus operandi de grupos criminales, actuando bajo el esquema de emboscada y que no advierten ni dan el mínimo espacio a sus víctimas para defenderse, algunos protocolos de seguridad hayan cambiado. Sin embargo, siempre, el uso de un arma en contra de una persona desarmada retrata la mentalidad del homicida y se califica como un uso desproporcionado de fuerza. No se dispara a un inerme y se pregunta después.
En otras latitudes, antes de usar un arma frente a una persona desarmada, se dan una serie de instrucciones para asegurarse que el sospechoso no tendrá oportunidad de utilizar la sorpresa.  Pero disparar sin mediar palabra, es un acto infortunado de total desconsideración a la vida humana.
Quienes han permitido por negligencia establecer el clima de inseguridad prevaleciente, deberían ser más comedidos y entender que la población hará una extrapolación de sus excesos deliberados o no, que incrementará la histeria colectiva ante la violencia generalizada.